[product_carousel cols=»3″ ids=»157,158,159″ posts_nr=»3″ thumbs=»yes» autostart=»no» nav_style=»side» fx=»slide»]

Fanox ha desarrollado una protección especial para bombas sumergibles que la ha convertido en una de las más fiables y con más ventajas del mercado.

Los relés electrónicos de Fanox evitan que se quemen las bombas sumergibles y no necesitan sondas de nivel, lo que ahorra costos en componentes, mano de obra de instalación y mantenimiento. Controla las tres fases que alimentan la bomba evitando que en ciertos casos se queme. Otras soluciones del mercado solo protegen dos o incluso una sola fase con los problemas que conlleva.

Además, los relés electrónicos Fanox tienen memoria térmica, es decir, controlan el calentamiento y enfriamiento de la bomba durante todos los ciclos de arranque, trabajo y parada. Esta característica hace prácticamente imposible que la bomba se queme. Es el único relé del mercado con esta propiedad