El Código de Conducta de Fanox es el escenario que explica el comportamiento que Fanox espera de todos sus empleados y de terceras personas o entidades que trabajen para Fanox en todo el mundo. Se basa en los principios empresariales de Fanox: responsabilidad, integridad y respeto.

Una cultura de integridad es un requisito indispensable para un negocio de primer nivel. Nuestros clientes confían en los productos y servicios de seguridad eléctrica que ofrecemos, porque saben que Fanox se comporta de una manera responsable y ética. Respetamos las necesidades de las personas, la sociedad y el medio ambiente.

La confianza que los clientes conceden a Fanox, y a los elevados estándares de comportamiento ético que demostramos, es clave en todo lo que hacemos. Al realizar nuestro trabajo, es importante contar con un marco de referencia que aplicar a las decisiones que tomamos cada día.

Cada una de las personas que integran el equipo de FANOX debe preocuparse por establecer relaciones personales basadas en la integridad, la honestidad y el trabajo responsable.
En FANOX trabajamos en aquella parte del mundo donde seamos requeridos. Es nuestro objetivo que, entre todos, contribuyamos a la generación de un proyecto de éxito, real y duradero.
El Código de Conducta es más que un simple reconocimiento de las normas. Refleja un compromiso personal de asumir responsabilidad por nuestras acciones y de trabajar siempre con integridad.

En Fanox el cumplimiento se mide no sólo por los resultados obtenidos, sino también por cómo se han obtenido. La fuerza y el futuro éxito de Fanox depende de su reputación como un socio leal y de confianza.

Código de conducta