Especialistas en Relés AUTOALIMENTADOS

¿Qué es la “AUTOALIMENTACIÓN”?

Los relés autoalimentados son utilizados para la protección en baja y media tensión y se alimentan de la energía de la misma línea protegida.

El concepto de Autoalimentación define el modo en el que se alimentan ciertos relés de Media Tensión. Esta alimentación implica que no es necesaria la tensión auxiliar para alimentar el relé, ya que éste se alimenta de la energía obtenida de la línea que está protegiendo.

La SOLUCIÓN AUTOALIMENTADA es la mejor opción porque supone una disminución importante en el mantenimiento de los centros de transformación y de los transformadores, con las funciones y prestaciones necesarias para su uso como protección principal o de respaldo, garantizando siempre el disparo frente a las peores condiciones de falta; el cortocircuito.

¿Cómo se obtiene la energía de la línea?

La energía se consigue a través de los transformadores de corriente instalados en las líneas a proteger.

Respecto a los transformadores que se usan, se distinguen dos opciones:

  • Transformadores estándar /1 o /5
  • Transformadores específicos: Para la corriente nominal de secundario no estándar. Ofrecen alguna característica especial en comparación con los transformadores estándar, como un nivel de saturación más alto, o un rango de medida más amplio teniendo un secundario diferente a los transformadores estándar.

Las RMUs con fusibles están siendo sustituidas por interruptores automáticos y relés de protección Autoalimentados, pero … ¿Por qué?

Ventajas de los relés autoalimentados vs. Fusibles:

  • Actuación con faltas de corriente pequeñas: Los fusibles solo pueden cortar corrientes altas. Los interruptores automáticos con relés Autoalimentados, pueden detectar y despejar faltas de corriente pequeñas evitando la destrucción de los transformadores MT/BT.
  • Selectividad de disparo: La discriminación de las faltas usando fusibles es muy complicada. Las protecciones autoalimentadas permiten seleccionar las curvas adecuadas para asegurar la coordinación entre protecciones de BT y MT.
  • Corriente “Inrush”: Al energizar los transformadores se produce una elevada componente transitoria conocida como corriente “Inrush”.  Este hecho es un fenómeno natural ante el cual las protecciones no deben disparar. Los fusibles no son capaces de distinguir estas corrientes y el disparo no puede ser bloqueado. Interruptores automáticos con relé autoalimentados ofrecen una gran flexibilidad evitando el disparo en esta situación.
  • No les incluye la temperatura ambiente: Los fusibles tienen un mal comportamiento frente los cambios de temperatura:
    • Altas temperaturas: Disparos indeseados.
    • Bajas temperaturas: El disparo no ocurre incluso siendo la corriente suficientemente alta.
  • Suponen un GRAN ahorro económico: El uso de interruptores automáticos con fusibles reducen los costes por 2 motivos:
    • Los relés autoalimentados son libres de mantenimiento.
    • No hay necesidad de mantener fusibles en stock.

¿Qué mecanismo de apertura se utiliza junto a las protecciones Autoalimentadas?

Los relés Autoalimentados se alimentan de la corriente de primario y la energía escasea, por lo que una gestión eficiente de la misma resulta imprescindible. Debido a esta situación el uso de bobinas no es viable ya que suponen un alto consumo eléctrico. En lugar de bobinas se usan percutores.

¿Qué es un percutor?

El percutor es un elemento de simple acción. Consiste en un imán que queda cargado al cierre del interruptor (para el cierre se necesita un nivel bajo de energía, unos 100 milijulios). El desplazamiento del eje del percutor se realiza por medio de un resorte. El percutor es activado mediante una señal eléctrica polarizada de baja potencia, suministrada por el relé en caso de falta. El rearme del eje a su posición se hace de forma manual.

¿Se puede utilizar un relé autoalimentado si el mecanismo de apertura es una bobina en vez de un percutor?

Sí, es posible utilizar un relé autoalimentado si el mecanismo de apertura instalado es una bobina, siempre y cuando se instale junto al relé un aparato auxiliar. Fanox cuenta entre su gama de productos con el TCM. Este aparato se conecta al contacto de disparo del relé y proporciona la energía necesaria para disparar la bobina.

¿Cómo funciona el TCM?

Este elemento auxiliar es un acumulador de energía que puede cargarse a través de sus terminales de alimentación auxiliar, previamente a su instalación o una vez instalado si se dispone de tensión auxiliar en la instalación. El tiempo de carga es de 10 segundos y una vez cargado tiene una autonomía de 3 días.

Principales ventajas y diferencias de los Relés Fanox respecto a otras marcas

La gran ventaja que diferencia a nuestros equipos autoalimentados del resto es que se autoalimentan con la propia corriente de operación; El relé no requiere de baterías internas, cargadores o cualquier otra fuente de alimentación externa, reduciendo considerablemente el mantenimiento de los Centros de Transmisión y Distribución.

  • La alta compatibilidad electromagnética hace que los relés FANOX sean los más seguros del mercado, disponemos de certificado KEMA que lo avala.
  • Garantía mínima de 5 años.
  • Utiliza transformadores de intensidad estándar (5 A ó 1 A) suponiendo esto un ahorro económico.
  • Salida de disparo: 24 V – 135 mJ. La más alta del mercado.
  • Posibilidad de comunicación SCADA en todos los relés.
  • Menú muy intuitivo, ajuste sencillo.
  • Nadie en el mercado da mayor calidad y prestaciones por un precio tan competitivo.
  • Nuestro diseño flexible ofrece soluciones para todo tipo de aplicaciones: bobinas, percutor, instalaciones duales y Autoalimentadas …

Además, todos los modelos autoalimentados se han diseñado de forma que puedan alimentarse mediante una pila externa, con el fin de facilitar la puesta en marcha de los centros (se pueden realizar ajustes y configurar el equipo sin tener que estar instalado en campo), la gestión de las incidencias o de trabajar puntualmente en condiciones adversas.

RELÉS DE PROTECCIÓN DE ALIMENTACIÓN DUAL Y AUTOALIMENTADOS

Relés de protección OC&EF para distribución secundaria con transformadores específicos.

Relés de protección OC&EF para distribución secundaria con transformadores estándar