Supresores de Tensión

Supresores de Tensión

Los equipos de protección contra sobretensiones protegen la instalación eléctrica desde su entrada en la instalación eliminando los efectos de las sobretensiones transitorias originadas tanto por descargas atmosféricas como por fenómenos originados internamente en la instalación.

Ofrecen el máximo nivel de seguridad en aplicaciones como líneas de alimentación de baja tensión, procesos continuos, instalaciones domésticas y terciarias, etc. Están especialmente indicados para fabricantes e integradores de equipos industriales, cuadristas, instalaciones fotovoltaicas, instalaciones eólicas, etc.

Los equipos conectados a la red eléctrica cada vez son más susceptibles a las posibles perturbaciones eléctricas de la red por lo que se hace imprescindible su adecuada protección para evitar importantes pérdidas económicas y materiales.
La más visible y destructiva causa de daño por sobretensiones transitorias es la generada por las descargas atmosféricas (el rayo). Sin embargo, a pesar de ser la causa más dañina éste no es el origen más común de este tipo de perturbaciones ya que, en la mayor parte de los casos, las principales fuentes de sobretensiones transitorias están dentro de la propia instalación siendo originadas, entre otros, por los siguientes motivos:

  • Actuación de interruptores automáticos y fusibles.
  • Conexión y desconexión de cargas inductivas.
  •  Conmutaciones de motores y máquinas.
  •  Descargas electrostáticas.
  • Actuación de condensadores de corrección del factor de potencia.
  • Transferencias de energía en grupos electrógenos.

Los equipos de protección contra sobretensiones transitorias, de Fanox, están diseñados en función de los requerimientos de cada punto de instalación en la red y ofrecen una amplia variedad para proporcionar una protección adaptada a las necesidades de cada instalación.